Recordar al sabedor Inkal Awá Santiago Pascal es recordar  la palabra, la sabiduría, la alegría. Recordarlo hoy, cuando su existencia aquí, entre nosotros deja de ser, pero su presencia y enseñanzas continúan siendo y hacen parte de las vidas de las personas y las organizaciones que tuvimos la fortuna de conocerlo.

El pasado 16 de Agosto partió el amigo Santiago. Desde Minga abrazamos a su familia, a su comunidad de El Gran Sábalo, a su pueblo, a la Unidad indígena del Pueblo Awá UNIPA de la cual fue creador. Contador de historias  y sabio curador, hoy te recordamos desde la memoria de quienes caminaron contigo y guardaremos tu legado para que guíe los pasos de tu pueblo y de la humanidad entera.    

Te recordamos así, como lo que eras y serás, el viejo, el mayor, el amigo Santiago que cuando joven al despuntar el sol entre las hojas y ramas del árbol grande, caminó a paso de Awá sin conocer el camino, algunos caminaron más rápido que él  y no llegaron, pero él, abrazado por su higra iba amarrando puntos, abriendo trochas, tejiendo el territorio. Cómo dijo alguna vez mientras andaba, “muchas veces me sentí perdido, pero estar perdido es una buena señal para encontrar la libertad y llegar a la casa grande que es mi destino y lo logré, cada tabla, cada pilar, cada palma son como nuestros cuatro mundos que son mi existencia individual, colectiva y sobre esos cuatro mundos seguiré caminando por más casas grandes como las tenemos hoy; he visto en mi viaje muchos pilares caerse, muchas palmas de jardín pasar la lluvia, muchas tablas desprenderse, pero mi dignidad de Awá sigue intacta sin perderme en el camino porque lo conozco, mis pasos rápidos no me dejaban marcar señales  de regreso, hoy mis pasos lentos son seguros y me llaman de nuevo al árbol grande para que me de sombra, sol y abrigo, pues de sus barbachas vengo y aquí reclinado junto a él, dejo de caminar[…], ahora sigan ustedes”… Y así lo haremos amigo Santiago, de la mano de tu sabiduría, amarrando la palabra y el andar a tus pasos de Awá.

Nuestra solidaridad y cariño para UNIPA y para la gran familia Awá. 

 

Asociación Minga.